All posts filed under: Lugares

Jar + Fork. Comida Paleo en Miami

En el mes de abril estuvimos de vacaciones en Miami, nos tomamos unas semanas para descansar, ir a la playa y hacer algunas compras. Es común la idea de asociar la alimentación en Estados Unidos con comida chatarra, procesada o poco saludable; si bien es el país de la comida rápida hay una movida de alimentos orgánicos y comida saludable que cada día  toma más fuerza. Buscando un lugar para comer, que fuera saludable pero sobre todo ligero nos encontramos en pleno downtown con Jar + Fork un pequeño restaurante de menú Paleo con un concepto muy interesante que pienso es una idea genial para implementar si a alguien le interesa emprender en gastronomía. El menú además de tener sandwichs y bowls tiene un “ármelo usted mismo” para lo que  te dan una lista de proteínas y una lista de acompañantes que se ajustan a lo establecido en la dieta paleo, con esta carta cada quien se arma su plato a su gusto con una proteína y dos acompañantes. Las opciones de bebidas son aguas …

Méli Mélo

Hace un par de semanas estuve por Belgrano, a pesar del mal tiempo tenía la idea de conseguir un lugar para desayunar. El plan era tener un desayuno de sábado de esos en los que uno se sienta sin apuro a disfrutar y leer algo pasajero. Una amiga me había recomendado este lugar especialmente por los croissants de almendras, sin embargo en ese momento me provocaba algo salado y un café. Igualmente no lo pensé demasiado y fui en búsqueda de Méli Mélo. Fue fácil encontrarlo porque queda en plena avenida, desde afuera se podían ver los panes en la estantería. La decoración tiene un toque minimalista, hay mucho blanco, vidrio y algunos espejos que juntos generan una atmosfera relajante que invita a la calma y a la conversación tranquila. En ese momento estaba sola y me gustó encontrar en la mesa el periódico del día y una revista de decoración. No soy amante de la lectura en papel, hacía mucho que no leía “el periódico” y de alguna manera sentí ternura o mejor dicho …

Le Pain Quotidien

El domingo pasado fue el día del padre. Normalmente para celebrar fechas especiales hacemos alguna comida en casa pero esta vez fue diferente porque el homenajeado (el papá de Sebas) quiso ir a una exposición, luego el plan fue tomar un café y comer algo tranqui, como nos quedaba cerca y además hacía tiempo que yo lo quería conocer fuimos a Le Pain Quotidiene. Desde hace tiempo vengo con ganas de ir porque Elisa nos suele traer pan de ahí y siempre nos gusta mucho, además hace una par de semanas leí una entrevista que le hicieron al dueño y me identifiqué totalmente con sus ideas de lo que es importante si queremos llevar una alimentación saludable. Entre las cosas que comentaba me pareció fundamental que decía “creo que, aún si querés ser saludable, no te vas a morir por una porción de torta de chocolate. Especialmente en esas situaciones cuando, por ejemplo, tu abuela cocinó algo especial para vos, o te invita un ser querido, la flexibilidad es lo más saludable”. Le Pain Quiotidiene …

Caffé de Mokambo

Este mes de marzo hice un viaje relámpago a Venezuela para realizar algunos trámites urgentes con mi mamá y estuve en Caracas por unos días. Cuando uno viaja de visita a su país va soñando e incluso planificando comer todas esas comidas que lleva en la memoria y en el corazón porque las has comido desde niño. En mi caso una vez que se que voy a Venezuela (pasaje en mano), debo admitir que todos mis esfuerzos por cumplir con una alimentación saludable, orgánica, libre de gluten y azúcar quedan un poco en segundo plano porque planifico muy minuciosamente todo lo que me quiero comer. En primer lugar están los quesos blancos frescos que en ningún lugar del mundo los venezolanos conseguimos y por los cuales soñamos y hasta podemos llegar a pagar lo que sea por un pedacito de alguno que al menos se le parezca, en segundo lugar (para mi) están los famosos, famosísimos cachitos de jamón, sin embargo hay otros sabores que no están permanentemente en nuestra memoria pero que cuando nos …

Hierbabuena

Buenos Aires es una ciudad que para nosotros los venezolanos resulta encantadora, nos llama especialmente la atención la arquitectura y los detalles de las esquinas. Una de mis cuadras preferidas está en la Av Caseros en San Telmo entre Defensa y Bolivar. Hace un tiempo conocí en esta cuadra un restaurante de comida natural que se llama Hierbabuena, no he ido muchas veces pero la experiencia siempre ha sido muy grata. Recientemente pasé por la puerta y me di cuenta de que al lado abrieron un almacén de comida orgánica. No resistí la tentación y entré a ver que había sobretodo para ver los precios, porque este tipo de almacenes suelen ser muy lindos pero también suelen ser bastante costosos y me llevé la grata sorpresa de que los precios no eran demasiado distintos a los de cualquier almacén o panadería común. Se pueden conseguir distintos tipos de panes, dulces, muffins, galletas, alfajores, etc. y productos embasados como pastas integrales y sin gluten, arroz integral, mermeladas, leches vegetales, distintos tipos de té y algunos vegetales …

Mercado de Maschwitz

No soy de comer mucho afuera de casa, pero buscando algo diferente para  hacer el fin de semana nos fuimos de paseo a Maschwitz con la idea de almorzar y conocer el mercado. Yo había leído algunas notas y en general el lugar me llamaba la atención, así que uno de estos sábados de enero que hizo muchísimo calor y buen sol emprendimos el viaje. Sobre la calle Mendoza encontramos el Mercado de Maschwitz, el ambiente me encantó por la arquitectura sustentable y la estructura hecha con materiales reciclados pero que mantiene una estética equilibrada en todo el lugar.  Hay locales muy variados que van desde restaurantes y cafes hasta galerías de arte, tiendas de objetos de diseño y de antigüedades. Buscando algún lugar para almorzar encontramos La Anita, un restaurante que se identifica como “Pesca Veggie”, optamos por una entrada de rabas (un clásico argentino) y de plato principal escogimos el salmón a la parrilla con ensalada verde una combinación simple sin demasiadas pretensiones, pero que sin temor a ser exagerada estuvo perfecta. Aprovechamos …