Lugares

Méli Mélo

Hace un par de semanas estuve por Belgrano, a pesar del mal tiempo tenía la idea de conseguir un lugar para desayunar. El plan era tener un desayuno de sábado de esos en los que uno se sienta sin apuro a disfrutar y leer algo pasajero.

Una amiga me había recomendado este lugar especialmente por los croissants de almendras, sin embargo en ese momento me provocaba algo salado y un café. Igualmente no lo pensé demasiado y fui en búsqueda de Méli Mélo.

Fue fácil encontrarlo porque queda en plena avenida, desde afuera se podían ver los panes en la estantería. La decoración tiene un toque minimalista, hay mucho blanco, vidrio y algunos espejos que juntos generan una atmosfera relajante que invita a la calma y a la conversación tranquila.

Meli Melo 2

En ese momento estaba sola y me gustó encontrar en la mesa el periódico del día y una revista de decoración. No soy amante de la lectura en papel, hacía mucho que no leía “el periódico” y de alguna manera sentí ternura o mejor dicho nostalgia al verme rodeada de esas enormes hojas que están más en mis recuerdos que en el presente de mis hábitos de lectura.

Llegó la carta, como ya sabía que quería desayunar no fue difícil escoger; tienen opciones de menú de desayuno que van desde croissants hasta granola todas con café, te o jugo. Escogí el clásico croissant de jamón y queso con café (esta combinación es una debilidad para mi).  También hay opciones más para almorzar como sándwichs estilo deli con ensaladas.

No suelo comer afuera, cuido mucho los detalles, me gusta hacer yo misma las cosas, soy bastante exigente con la calidad y sobretodo con la atención. Solo puedo decir que el croissant fue perfecto, el queso, el jamón de primera calidad y el servicio realmente esmerado se sentía el gusto por dar lo mejor… en fin de todo mi gusto.
Meli Melo 3Fue todo tan grato y delicioso que hasta me olvidé de la nota y del blog, las fotos de la comida se las debo porque estaba tan entregada al disfrute que cuando pensé en tomarlas ya me había terminado todo.  Como no me podía quedar con las ganas de los croissants de almendras los pedí para llevar y fueron la merienda…

Dirección:  Av del Libertador entre Juramento y Echeverría – CABA

This entry was posted in: Lugares