Lugares

Caffé de Mokambo

Este mes de marzo hice un viaje relámpago a Venezuela para realizar algunos trámites urgentes con mi mamá y estuve en Caracas por unos días. Cuando uno viaja de visita a su país va soñando e incluso planificando comer todas esas comidas que lleva en la memoria y en el corazón porque las has comido desde niño.

En mi caso una vez que se que voy a Venezuela (pasaje en mano), debo admitir que todos mis esfuerzos por cumplir con una alimentación saludable, orgánica, libre de gluten y azúcar quedan un poco en segundo plano porque planifico muy minuciosamente todo lo que me quiero comer.

En primer lugar están los quesos blancos frescos que en ningún lugar del mundo los venezolanos conseguimos y por los cuales soñamos y hasta podemos llegar a pagar lo que sea por un pedacito de alguno que al menos se le parezca, en segundo lugar (para mi) están los famosos, famosísimos cachitos de jamón, sin embargo hay otros sabores que no están permanentemente en nuestra memoria pero que cuando nos los cruzamos suspiramos y hasta pensamos como es que vivo sin esto (al menos yo lo hago).

Caminando con unos amigos por la Plaza de la Castellana nos cruzamos con uno de los restaurantes más encantadores que he conocido, Caffé de Mokambo.  Tomamos una cerveza y nos fuimos pero como no podía volver a Argentina sin probar la comida y conocer bien el lugar  como almuerzo de despedida de esta visita me fui con mi mamá al día siguiente.

Se trata de una propuesta de local de comida rápida pero con sabores locales, los platos recomendados del día están en una pizarra a la vista de todos los que entran, realizas el pedido en el mostrador, tomas las bebidas de una heladera, te dan un numero que identifica tu pedido y a los pocos minutos te acercan en una bandeja tu comida, al finalizar con una tarjeta que te dan al pedir pagas en la caja que esta hacia la salida.

IMG_0362 IMG_0364

Nosotras optamos por los ñoquis de batata con salsa cuatro quesos, estos además venían con cebollas caramelizadas y perejil muy picadito, no hace falta que les diga como estaba porque seguro se lo pueden imaginar, para tomar no podía faltar el papelón con limón (para los que no saben que es, se trata de una limonada endulzada con panela de azúcar negra y es una bebida típica de Venezuela).

IMG_0367 IMG_0365

De postre había para escoger de una gran variedad (supe por una amiga que los traen del Restaurante Antigua que está desde hace años en la zona de Las Mercedes), para probar algo nuevo escogimos la torta de auyama (especie de calabaza o zapallo venezolano) con queso crema y por supuesto para acompañarla un cafecito como buenas caraqueñas que somos. Unos días después de nuestra visita me contó mi mamá que una de las especialidades del lugar es la torta de queso criollo, postre tradicional de la cocina venezolana.

IMG_0369 IMG_0371

De ahora en más este lugar va estar en mi lista de delicias venezolanas, para los que estén en Caracas está altamente recomendado y para los que están por el mundo es un imperdible que no pueden dejar pasar para ir con la familia y los amigos cuando vayan a Caracas, porque el ambiente es muy agradable y se presta para conversar y pasar una linda tarde.

 

 

 

 

This entry was posted in: Lugares